Principios y Valores Institucionales

La seguridad pública del Estado de Sonora por su importancia, constituye uno de los ejes rectores del Plan Estatal de Desarrollo 2004 - 2009.

Acorde con la ética del Plan y del Programa Estatal de Seguridad Pública, los elementos que se formen en el Instituto Superior de Seguridad Pública, así como su personal administrativo, académico y de servicios deberán enarbolar el siguiente conjunto de principios y valores.

Legalidad

Su observancia asume una importancia vital en el desempeño de las funciones de todo servidor público responsable de salvaguardar la seguridad física y patrimonial de los individuos que conforman la dinámica sociedad sonorense. Todo el personal administrativo, docente y alumnos del Instituto Superior de Seguridad Pública del Estado deben asumir el compromiso de sujetar su comportamiento a este principio básico.

Honestidad

La honestidad debe distinguir a los encargados de preservar la seguridad pública. La calidad en el servicio depende de que los responsables de preservarla sean fundamentalmente honestos. Este valor será escrupulosamente impulsado y vigilado en todo el personal.

Lealtad

Los servidores adscritos a cualquier área de la seguridad pública tienen el compromiso fundamental de ser leales con la institución a quien se deben y que los contrata. Por ello, en el desempeño de su función deben tener presente que el pueblo tiene el derecho de reclamar su lealtad y un mejor servicio.

Vocación de servicio

Los elementos de seguridad pública, independientemente de su jerarquía, deben tener una clara vocación al servicio para realizar su trascendente labor; con respeto integridad y dedicación.

Profesionalismo

Actuar en todo momento y lugar a la luz del conocimiento científico, la técnica, la ética profesional, la buena voluntad y el amor al servicio para cumplir con la noble misión encomendada.

Disciplina

La observancia de las leyes, reglas y ordenamientos es primordial para el correcto funcionamiento de la institución.

Respeto

Actuar en función a la tolerancia, comprensión, empatía y reconocimiento al ser humano por su propia naturaleza, independientemente de su condición social y económica, raza, religión, apariencia física o sexo.

Solidaridad

Actuar inspirados en los principios de cooperación, ayuda mutua, trabajo en comunidad y humanismo.